Paul Smith; de tal palo, tal astilla

Es lo que se puede llamar un gran homenaje y una gran colaboración entre padre e hijo. La última y elegante colección de hombre de Paul Smith incluye magníficos estampados descoloridos que resultan estar sacados de fotografías tomadas por su padre.


Paul Smith Primavera/Verano 2019 Menswear - Photo: PixelFormula

Desde paisajes marinos a puestas de sol urbanas, pasando por carteles gráficos, imágenes impactantes mejoradas por el hecho de incluir un efecto envejecido. Benjamin Harold Smith era un vendedor profesional, pero también un talentoso aficionado a la fotografía: sus genes están en su hijo, el diseñador de moda independiente británico con más éxito.
 
“Encontramos varias cajas con fotos suyas, y los más increíble es cómo habían cambiado con el paso del tiempo. ¡De repente un paisaje marino inglés pasó a ser de color rosa!" se reía su hijo, Sir Paul Smith, después del desfile.
 
El resultado fueron varios abrigos y gabardinas de espía, elegantes parkas y magníficas cazadoras; todo estampado con fotografías, una idea técnica que el propio Smith desarrolló a principios de los ochenta.
 
Smith junior hizo referencia a esa época con estilismos de espalda ancha, como levitas de piel de color rojo, pantalones anchos, chaquetas cruzadas hasta la cintura y americanas de influencia rock; en un desfile celebrado en el interior del Elysée Montmartre, una sala de conciertos del siglo XIX que se convirtió en una famosa sala de rock. Un desfile mixto, donde algunas de las imágenes de Benjamin se convirtieron en camisas de seda y vestidos estivales de mujer.
 
“Bowie actuó aquí una vez, por lo que está colección me parece perfecta para este sitio", comentaba Sir Paul en un backstage plagado de pósteres de rock,  seleccionados de entre las fotos de su padre.
 
“Creo que está ahí arriba mirándonos” explicaba con orgullo y una pizca de melancolía por un padre tan amado y fuente de inspiración.From seascapes, to urban sunsets to graphic posters, startling imagery made all the better for the fact that they had an aged patina. Benjamin Harold Smith was a professional salesman but also a clearly talented amateur photographer: his genes evident in his son, Britain’s most successful ever independent fashion designer.
 
“We found several boxes of his photos and what was most amazing was how they had altered with time. So an English seascape was suddenly in bright pink!” laughed his son Sir Paul Smith post show.
 
The results were some memorable trench and spy coats; dashing parkas and neat windcheaters; all done with the bold photo prints, a technical idea Smith himself first developed back in the early 80s.
 
Smith junior referenced that era in his forgiving, power shoulder silhouette; seen in long, fluid red leather redingotes, great wide pants, drop-waist double-breasted jackets and dashing rock-star blazers, in a show staged inside the Elysée Montmartre, a 19th-century music hall that became a famous rock venue. A co-ed show, where some of Benjamin’s imagery turned up on silk shirts and summer frocks for the ladies.
 
“Bowie once played here so this collection seems  pretty fitting for the venue,” said Sir Paul, who had the backstage done up with rock posters, again culled from his dad’s photography.
 
“I reckon the old man is up above and looking down,” commented the designer with suitable pride, but also that scent of sadness for a much loved and inspirational dad.

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroLujo - Prêt-à-porterLujo - OtroDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER