×

Las ventas globales de lujo caerán entre un 50 % y un 60 % en el segundo trimestre

Por
Reuters API
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
11 may. 2020
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Las ventas globales de artículos de lujo disminuirán entre un 50 % y un 60 % en el segundo trimestre, a pesar de las aperturas en algunos países y las señales de recuperación en el mercado chino, informó la consultora Bain.


DR



La crisis del coronavirus, que afectó en primer lugar a China a finales del año pasado antes de extenderse a Europa y Estados Unidos, ha mantenido a los compradores en casa y ha obligado a los minoristas a cerrar sus tiendas, lo que ha provocado una parada aplastante en una década de gran crecimiento para las marcas de alta gama.

Con el descenso de abril a junio que se suma a una caída estimada del 25 % en los primeros tres meses del año, Bain espera que las ventas mundiales de bolsos de lujo, ropa y cosméticos se reduzcan entre un 20 % y un 35 % en 2020, en comparación con una estimación anterior de una disminución del 15 % al 35 %.

La consultora, que hace previsiones seguidas de cerca para el sector, dice que hasta 2022-23 los ingresos no volverán a los niveles de 2019, que Bain estima que totalizaron en 281 000 millones de euros (245 190 millones de libras).

Un informe de abril de la consultora McKinsey dijo que se espera que la industria de artículos de lujo personales se reduzca entre un 35 % y un 39 % este año.

Si las tiendas permanecen cerradas durante dos meses, aproximadamente el 80 % de las compañías de moda que cotizan en bolsa en Europa y Norteamérica estarán “en un estado de dificultades financieras”, afirmó McKinsey.

La reciente recuperación en China, donde el confinamiento se ha moderado gradualmente desde marzo, está ayudando a compensar parte del declive en Europa y Estados Unidos, donde se espera que las tiendas de artículos de lujo reabran en la segunda mitad de mayo.

Las marcas de mejor desempeño ya están registrando un aumento de ventas respecto al año pasado en China durante los primeros cuatro meses de 2020, dijo Bain. El tráfico en las tiendas se ha reducido casi a la mitad desde hace un año, pero la gente que se aventura a salir están más inclinadas a comprar y el gasto promedio también ha aumentado.


Recuperación en China



Bain no nombró marcas, pero el propietario de Louis Vuitton y Dior, LVMH, indicó que sus ventas en China continental habían aumentado un 50 %, en algunos casos, durante las primeras semanas de abril, mientras que Hermès también informó sobre un fuerte repunte en los negocios chinos.

Hugo Boss también está viendo signos de recuperación en las ventas en China y vía online, según señaló la semana pasada, mientras informó de una caída del 17 % en las ventas del primer trimestre y pronosticó una caída del 50 % en el segundo trimestre.

“Si un cliente va a una tienda, hay una muy buena motivación para comprar”, dijo Federica Levato, socia de Bain.

Los compradores chinos representaron el 35 % del gasto mundial en lujo en 2019 y Bain espera que su influencia en el sector crezca aún más en los próximos años, lo que representaría casi la mitad de todas las ventas de lujo en 2025.

Como no se espera que los viajes mundiales vuelvan a los niveles normales por hasta dentro de dos años, los consumidores chinos, que solían hacer la mayoría de sus compras de lujo en el extranjero, en gran medida comprarán en sus ciudades, acelerando una tendencia que ya estaba en marcha.

Pekín ha reducido los aranceles de importación y los impuestos de ventas, erosionando la ventaja competitiva de precios en destinos como Londres y Nueva York, mientras que Hong Kong, que durante mucho tiempo fue un imán de compras para los chinos del continente, perdió su brillo después de los meses de protestas el año pasado.

“Seguro que la repatriación de las compras en China será más rápida”, mencionó Levato, y agregó que es probable que la moral del consumidor se recupere más rápidamente en Asia que en Europa o Estados Unidos.

“Si las marcas de lujo pueden servir a sus clientes en China con el mismo nivel de servicio y ofrecer la misma experiencia (que normalmente ofrecerían en el extranjero), entonces pueden recuperar la mayor parte de lo que están perdiendo en términos de que los turistas chinos ya no compren en Europa o los Estados Unidos”, aseguró.

Bain espera que más de la mitad de las compras de artículos de lujo realizadas por los consumidores chinos se realicen en China para 2025.

© Thomson Reuters 2020 All rights reserved.

Tags :
Lujo
Otro
Negocios