×

Las marcas de lujo mundiales evalúan el impacto de las protestas en Hong Kong

Por
Reuters API
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
today 3 oct. 2019
Tiempo de lectura
access_time 5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Las marcas de lujo internacional como Prada o Cartier evalúan el impacto de los cuatro meses de protestas en Hong Kong, que han mantenido a raya a los turistas y han forzado a las tiendas a permanecer cerradas. Los resultados trimestrales permitirán dimensionar el efecto que han sufrido las marcas.


Foto: Tiffany & Co


Desde hace muchos años, Hong Kong, uno de los cinco principales destinos de lujo del mundo, ha sido un imán para las marcas que se ven atraídas por el flujo de visitantes de China continental. La ciudad representa entre el 5 % y el 10 % de las ventas anuales de artículos de lujo a nivel mundial, estimadas en cerca de 285 000 millones de dólares, según analistas de Bernstein.

Sin embargo, según datos publicados este miércoles, las ventas minoristas cayeron un 23 % en agosto respecto al año anterior, la mayor caída registrada hasta la fecha; mientras que el valor de las ventas de joyas, relojes y otros artículos de lujo disminuyó un 47,4 %.

El flujo de visitantes se redujo un 39 % y el número de turistas continentales a Hong Kong bajó un 42,3 %.

"No vemos ninguna luz al final del túnel", dijo la presidente de la Asociación de Gestión de Retail de Hong Kong, Annie Yau Tse.

Después de que las manifestaciones a favor de la democracia comenzaran en junio, el impacto en los resultados del segundo trimestre fue mitigado, pero se espera que esto cambie en los resultados del tercer trimestre a medida que marcas como Hermès y Tiffany luchan contra el cierre de tiendas.

El analista de RBC Rogerio Fujimori, quien ha visitado Hong Kong recientemente, estima que la mayoría de las enseñas sufrirán caídas en las ventas de entre 30 % y 60 % en el tercer trimestre. Bain & Co ahora estima que el sector global del lujo crecerá este año entre un 4 % a 6 %, dijo la analista Claudia D'Arpizio.

Las marcas de relojes, en particular, podrían verse afectadas, dado que Hong Kong es un importante centro para la relojería de lujo. Por ejemplo, para el grupo suizo Swatch Group y el propietario de Cartier, Richemont, Hong Kong representa entre el 11 % y el 12% de sus ventas globales.

Alrededor de 30 centros comerciales importantes tuvieron que cerrar durante las protestas antigubernamentales que se tornaron violentas el martes 1 de octubre y empañaron las celebraciones por el septuagésimo aniversario de la fundación de la República Popular de China.

Los cierres se han producido durante las vacaciones anuales de la Semana Dorada, generalmente uno de los períodos más concurridos para los minoristas en la ciudad.

"El negocio obviamente se ha visto muy afectado. Estábamos perdiendo muchas ventas y ahora los cierres lo hacen aún más difícil. Ahora es mucho más difícil recibir clientes", dijo a Reuters un vendedor de Gucci en la tienda de la marca en el centro comercial Pacific Place, bajo condición de anonimato.


Tiendas cerradas

La estadounidense Tiffany, para la que Hong Kong es el cuarto mercado más importante, dijo que el impacto en su operación ha sido importante, aunque ha invertido en nuevas tiendas, tanto en Hong Kong como en China continental, que espera ayudarán a contrarrestar parte del impacto en sus ventas.

"El tráfico en los centros comerciales ya no es comparable con lo que solía ser, y a veces se nos dificulta mantener nuestras tiendas abiertas", declaró a Reuters a fines de agosto el director ejecutivo de Tiffany, Alessandro Bogliolo.

La firma francesa Hermès, fabricante de los bolsos de cuero Birkin, que pueden valer más de 10 000 dólares, señaló en septiembre que se había visto obligada a cerrar temporalmente algunas de sus cinco tiendas, así como una boutique en el aeropuerto de Hong Kong.

Chanel ha suspendido el desfile que tenía previsto para el 6 de noviembre para presentar su colección Crucero, afirmando que se celebraría en un "momento posterior y más apropiado".

Pero la mayoría de las compañías aún no se están replanteando sus planes de negocios de manera más drástica. Tiffany siguió adelante con la apertura prevista de su tienda insignia en One Peking Road en septiembre.

Es probable que algunas marcas de lujo, como LVMH, estén en capacidad de absorber el golpe gracias a la creciente demanda en China continental y otros países asiáticos. De hecho, Hermès ya lo ha confirmado.

LVMH, que genera alrededor del 6 % de sus ingresos en Hong Kong, dará inicio a la temporada de informes de la industria el 9 de octubre. La empresa declinó hacer comentarios sobre el impacto que han tenido las protestas hasta el momento. Sus grandes motores de ventas, como Louis Vuitton o Christian Dior, han disfrutado de una fuerte demanda en los últimos meses en China continental, tendencia que sigue los pasos de la marca Gucci, propiedad del grupo Kering.


Los turistas chinos cambian de destino

Muchos turistas chinos ricos han cambiado de destino de compras por Japón en lugar de Hong Kong, aseguró una fuente de la industria. Según analistas, Corea del Sur, Australia y Singapur también se están beneficiando del declive de Hong Kong.

Los clientes chinos también se han visto alentados a comprar en casa debido a los aranceles de importación impuestos por el Gobierno y los recortes de IVA. Pero algunas marcas en fase de reestructuración, como la italiana Tod's o incluso la marca de moda en recuperación Prada no han visto un efecto tan marcado en China continental como LVMH o Hermès.

"Para aquellos grupos que tienen una red minorista bien desarrollada en Asia, las protestas de Hong Kong no necesariamente significan pérdida de ingresos", afirmó Luca Solca, analista de Bernstein.

A modo de ejemplo, Solca dijo que el fabricante de chaquetas de invierno Moncler, cuyo director ejecutivo Remo Ruffini se mostró cauteloso sobre las perspectivas del grupo para 2019 debido al complicado contexto, tenía aproximadamente un 30 % menos de tiendas en China continental que Gucci o Vuitton.

Además, los artículos de lujo también son más baratos en Hong Kong que en China continental. En el caso de la moda, el precio puede reducirse a la mitad.

"Algunos chinos podrían decidir comprar menos artículos o simplemente esperar a que termine la protesta, sin importar cuando suceda eso", dijo Solca.

Mientras tanto, las firmas de lujo piden a los propietarios en Hong Kong que reduzcan sus exorbitantes cánones de alquiler.

Los informes de la prensa local dicen que Prada planea abandonar su tienda de 1400 metros cuadrados en el corazón del retail de Hong Kong el próximo año debido a la caída en las ventas. Los analistas de Jefferies manifestaron que el propietario del edificio está negociando un recorte del 44 % en los costos de alquiler. Prada declinó hacer comentarios.

Según una segunda fuente de la industria, todas las grandes marcas están tratando de renegociar los términos de sus alquileres a fin de mitigar el impacto de las protestas.

© Thomson Reuters 2019 All rights reserved.