Lanvin se inspira en lo militar para crear su línea estival 2012

París, 26 jun (EFE).- El modisto israelí Alber Elbaz y el holandés Lucas Ossendrijver presentaron en el desfile de Lanvin un hombre urbano y actual, amante del color y de las formas más variadas y originales y con cierto aire guerrero o militar.

Lanvin
Lanvin - PV 2012 / Foto: Pixel Formula

En la última jornada parisina de colecciones masculinas de la primavera-verano 2012, los artistas de Lanvin eligieron el edificio circular de la Bolsa de Comercio para presentar sus ideas.

El punto de partida para estos creadores fue la convicción de que "no hay nadie más sexy que un hombre en uniforme", como explicó a Efe Alber Elbaz.

"Cuando comenzamos en Lanvin introdujimos la emoción, los botones perla, las camisas de seda. Ahora, cinco años más tarde, teníamos ganas de retornar a lo esencial del 'look' masculino", el uniforme, según el diseñador.

Por eso, su colección comenzó con una selección ligeramente militar, a veces de aire medieval, con cortes de pelo a lo juana de Arco; un ejército, no de soldados, "sino de personas, de individuos, de hombres bellos", y que portan sandalias en lugar de botas, dijo a Efe Elbaz.

Hombres que aman el color y no se visten solo de caqui y beige, añadió el modisto, en referencia a los múltiples trajes de cabán, cazadora o escueta americana con pantalón estrecho fucsia, burdeos, morado, mostaza, azul o turquesa; o a los conjuntos de jersey de punto marrón ajustado sobre pantalón también marrón.

Lanvin
Lanvin - PV 2012 / Foto: Pixel Formula

El objetivo, comentó, fue crear una colección como la vida misma donde poder elegir entre un sinfín de opciones y siluetas: traje-bermudas gris, impermeable de charol, cazadora de cuero, camisa ablusada sobre pantalones también ablusados; corbatas finas y cinturones-faja que se prolongan simétrica o asimétricamente hasta el inicio de los muslos, visibles bajo americanas clásicas grises.

Accesorio principal, el bolso "será de nylon, simple", o pequeño geométrico, cruzado en bandolera sobre el pecho, en el que todo estará "casi controlado" por tener sitio "para el iPhone, el iPad y las gafas", concluyó Elbaz.

En la pasarela de la firma coreana Songzio, la gran fuente de color de un desfile blanco, negro y gris vino del pelo corto teñido de amarillo, sujeto con gomina, y de los pequeños ramilletes de flores que en algunos modelos adornaban la americana, el chaleco largo, la gabardina-túnica o la cazadora.

Lanvin
Sognzio - PV 2012 / Foto: Pixel Formula

Pantalones hasta los tobillos sobre botines blancos y negros inspirados en el traje tradicional coreano; cinturones faja muy anchos y centrados, cuellos cerrados y prendas que dejan el pecho descubierto, fueron algunas de las notas especiales de la colección.

Con la histórica firma Arnys, el cine y la comedia musical trasladados al verano 2012 con humor, elegancia y excentricidad marcaron el tono.

El estampado rey de la colección fue el trigo, en homenaje indumentario al "Mago de Oz".

Ligera, refrescante y masculina, en verde menta, amarillo, azul cielo o gris claro, así se quiso para el verano próximo esta gran marca, donde se visten grandes modistos, políticos y empresarios de la moda como Paco Rabanne, Pierre Bergé o Chaques Chirac.

Su elegancia impecable, presentada al aire libre en un bello jardín de la orilla izquierda del Sena, propuso en algunas ocasiones americanas casi demasiado pequeñas, a lo Charlie Chaplin, sobre otras muy ligeras, a rayas, de seda.

El modisto japonés Rynshu trajo a su podio un universo futurista monocromo sobre piel de cordero, seda, organdí y crêpe georgette, con efectos de relieves y volúmenes también de inspiración cinematográfica, pero en su caso de estilo "cyberpunk", como la vislumbrada para 2019 por Ridley Scott en su mítica película "Blade Runner" (1982).

Lanvin
Rynshu - PV 2012 / Foto: Pixel Formula

El rotundo negro inicial, plasmado sobre espectaculares pantalones con múltiples y pequeñas perforaciones horizontales, dio paso a conjuntos bordados de tachuelas sobre cazadoras o túnicas de seda "mariposa", y trajes de cuero plateado manchado, siempre muy cerca del cuerpo, sobre botas militares negras.

Al igual que para los protagonistas del filme, aquellos seres fabricados por ingeniería genética, el lema de los "replicantes" de Rynshu era "conseguir hacerse humano y seguir vivo", lo que trasladado al prêt-à-porter masculino del verano 2012 sería algo así como "aprovechemos plenamente nuestra única vida y no olvidemos la actitud rock and roll", en palabras del modisto japonés.

Lola Loscos

© EFE 2019. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Lujo - Prêt-à-porterDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER