×
Por
Reuters API
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
3 jun. 2020
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La pérdida de Abercrombie & Fitch supera las expectativas

Por
Reuters API
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
3 jun. 2020

Abercrombie & Fitch Co informó el jueves una mayor pérdida trimestral de la esperada, afectada por la caída de la demanda ya que la mayoría de sus tiendas se vieron obligadas a cerrar para frenar la propagación del nuevo coronavirus, lo que provocó que las acciones del minorista cayeran hasta un 10 %.


Twitter @Abercrombie


Los cierres temporales de sus tiendas recientemente remodeladas han frenado los esfuerzos de Abercrombie para revivir su marca emblemática de ropa, perjudicada por los pasos en falso en sus colecciones pasadas. La crisis también ha afectado el crecimiento de Hollister.

Una amplia lista de minoristas, que ya pasaban por dificultades para hacer frente a su competencia en línea, también han soportado la peor parte del impacto financiero debido a la pandemia de Covid-9, y muchos se vieron obligados a declararse en quiebra.

"(Estamos) tratando de entender cuál es la nueva normalidad porque ciertamente ya no hay nada similar a la normalidad anterior, con un tráfico reducido en las tiendas, ya sea por una caída en la demanda o por imponer límites a la cantidad de personas en las tiendas", dijo el director financiero, Scott Lipesky, durante una llamada posterior a la publicación de las cifras.

Abercrombie anunció que no proporcionaría un pronóstico detallado para el segundo trimestre o el año completo, pero agregó que las ventas en sus tiendas reabiertas en las regiones de Estados Unidos y EMEA están en un nivel de aproximadamente 80 % y 60 %, respectivamente, del que tuvieron el año anterior.

El único punto positivo en el trimestre fueron las ventas digitales de Abercrombie, que aumentaron un 25 % a medida que los compradores confinados en casa compraron en línea más ropa de calle, prendas de punto y pantalones de jogging, así como la nueva ropa deportiva de Gilly Hicks.

Las ventas netas cayeron un 34 % hasta los 485,4 millones de dólares en el primer trimestre que terminó el 2 de mayo, su mayor caída en más de una década, terminando por debajo de las expectativas de 497,3 millones de dólares, según datos de Refinitiv Eikon.

La pérdida neta atribuible a la compañía se amplió hasta 244,2 millones de dólares desde los 19,2 millones de hace un año, afectada por deterioros y cargos relacionados con impuestos. Excluyendo los ítems extraordinarios, la compañía registró una pérdida de 3,29 dólares por acción, superando las expectativas de los analistas de una pérdida de 1,39 dólares por acción.

© Thomson Reuters 2021 All rights reserved.