×

La moda postminimalista de Loewe

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
today 1 mar. 2019
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Las paredes al interior del show de Loewe en la Unesco fueron cubiertas con camafeos de cristal de notables de la Restauración y del Renacimiento este viernes. Aunque la moda se desnudó y se limpió, fue en cierta forma más dramática y resonante.


Loewe - Otoño- Invierno 2019 - Paris


La visita a una exposición de la National Portrait Gallery en la que hubo camafeos fue el eje de la reciente colección de Jonathan Anderson para la casa Loewe y el resultado fue un show tremendo, con la mayor frescura que hemos visto en París en mucho tiempo.

Si bien los vestidos con estampados y semi asimétricos con pliegues fueron el sello de Anderson para Loewe y su propia firma anteriormente, en esta temporada el diseñador apostó por una sastrería más ceñida y una paleta de colores más limitada.

Su primer look fue un abrigo de lana negro con parches en los bolsillos y un cuello que caía sobre el pecho, junto a botas con plataforma y un bolso de cuero en forma de una bolsa plástica. Su segundo estilismo fue una blusa blanca en gasa que llegaba hasta la rodilla, usado con un corpiño de encaje con volantes en las mangas y pantalones negros de boca ancha. Las camisas onduladas, los cuellos altos en encaje y los camafeos vistos en blusas de seda en la pasarela. Las perlas, preferidas de los aristócratas en los camafeos sobre suéteres cremas o en un jersey completamente cubierto con perlas, asociado de forma incongruente con jeans holgados. Muchas modelos utilizaron pequeños sombreros dramáticos con diminutas alas, como si fueran miembros femeninos de la Guardia Civil, aunque en verdad fueron inspirados por el sombrero de mediados de siglo Coret, de San Francisco.

Aunque el show estuvo muy lejos de ser literal, el diseñador jugó con su estilo compuesto. Con un atuendo brillantemente efectivo compuesto por una blusa marmé de la escuela victoriana, un suéter a rayas invertidas que dejaban ver las costillas y un corte masculino en una falda. Como en la última campaña de Anderson para Loewe, filmada nuevamente por el famoso fotógrafo Steven Meisel, este espectáculo merecía el título Emociones magnificadas.
 
“Supongo que los camafeos son las selfies de su tiempo. Y tal vez van a ser recordados más que nuestras selfies... Estoy obsesionado con el artista Richard Tuttle y me encanta la idea de algo increíblemente pequeño. Donde tienes que mirar los detalles muy de cerca", sonrió Anderson, refiriéndose al artista postminimalista.
 
El diseñador norirlandés incluso hizo construir el piso negro y la pared blanca de la exposición. "Cuando lo vi, me dije: hagámoslo", se rió Anderson, rodeada de móviles de los editores de moda en el escenario.
 
Anderson también será muy popular en ventas con sus accesorios, especialmente con las zapatillas blancas de baja altura con diseños en espiral las y nuevas versiones con tachas de su bolso Puzzle.  

Jonathan Anderson ha sido el niño terrible de Londres durante tantas temporadas, que es extraño hablar de una colección muy madura, pero eso es exactamente lo que era.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.