×
Publicado el
15 mar. 2011
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Japon: los profesionales entre la inquietud y la movilización

Publicado el
15 mar. 2011


Centenas de personas en la estación de Akihabara (Tokyo), el lunes 14 de marzo, mientras que los transportes públicos siguen limitados en la capital - Foto: AFP
En el momento en que el duelo nacional se intensifica, los profesionales japoneses descubren poco a poco las consecuencias del seísmo del 11 de marzo. Y, mientras que las empresas extranjeras repatrían a sus equipos o intentan de comunicarse con ellos, la inquietud toma cada vez más lugar.

Entre los nuevos seísmos esperados en Tokyo o el riesgo de explosión nuclear al norte de la capital, numerosas empresas han hecho retornar a sus colaboradores a sus países durante este fin de semana.

El seísmo ha intervenido horas antes del lanzamiento de la Japan Fashion Week in Tokyo. Esta debía presentar más de 35 colecciones otoño-invierno 2011/2012 entre el 21 y el 25 de marzo próximos. El evento ha sido, lógicamente anulado por los organizadores.

Una industria debilitada pero movilizada

Frente a la importancia del drama, las empresas japonesas se han movilizado. El gigante vestimentario Fast Retailing, propietario de Uniqlo y de Comptoir des Cotonniers por ejemplo, versará mil millones de yens a la Cruz Roja para sostener las regiones del Noreste, muy siniestradas. El grupo cuenta igualmente enviar 300.000 camisetas, abrigos y jeans a las víctimas despojadas de sus bienes por el tsunami. El grupo cosmético Shiseido anuncia por su lado un don de 100 millones de yens, al igual que 30 000 botellas de jabones, champús y desinfectantes. Los grupos de cosmética Unicharme y Kaoh cuentan por su parte equipar a los organismos caritativos con productos para bebés, según el periódico Nikkei.

Aunque estén movilizados, los industriales no han sido menos perjudicados. Shiseido ha debido detener uno de sus principales centros de producción, fuertemente afectado, anunciado diversos problemas de stocks. Dos otras fábricas deberían cerrar de manera a economizar energía, al igual que una fábrica del grupo. Algunas empresas aún no han dado reacción frente a los eventos. Las empresas textiles Renown Incorporated y Sanei International esperan para ello que sus dirigentes lleguen a sus oficinas. Las compañías vestimentarias Onward Kashiyama y Sanyou Syoukai intentan por su lado ponerse en contacto con sus clientes.

Primeros efectos económicos

Luego de los resultados de las pérdidas humanas, se acerca el momento de publicar los resultados de las pérdidas económicas de la tragedia. Las bolsas han dado este fin de semana una pequeña muestra. Especialmente en el lujo, Japón contando entre el 11 y 15 % de los 180.000 millones de euros de ventas globales del sector. Como consecuencia, en la bolsa de Londres, el descenso más importante es el del grupo Burberry, cuya acción ha perdido 5,4 % de su valor. En Suiza, el gigante Richemont ha caído en un 1,73 %. Y en Italia, Tod's ha retrocedido de 0,66%.

Por su parte, LVMH, con 9% de su cifra de negocios en el territorio nipón ha visto sus títulos descender en un 3%. Con 19% de su cifra de negocios realizada en Japón, Hermès ha retrocedido 2,5%. En cuanto a PPR, con 16% de su cifra realizada en la zona siniestrada, la acción ha perdido 1,43% de su valor.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.