Gucci invierte más de 10 millones de dólares a favor de la diversidad

Mientras que el debate sobre la diversidad en la moda se ha intensificado en los últimos tiempos, Gucci está teniendo un gran impacto al fortalecer significativamente su compromiso con la responsabilidad social de empresa a través del programa “Gucci Changemakers”. “El objetivo más ambicioso de esta iniciativa es el de marcar un cambio poderoso en el mundo de la moda, fortaleciendo el impacto social y la relación con las comunidades sociales”, indica la marca de lujo italiana en su web, anunciando una financiación de más de 10 millones de dólares (cerca de nueve millones de euros).
 
Una imagen de la campaña primavera-verano 2018 - Ignasi Monreal pour Gucci

La marca principal del grupo Kering fue acusada de racismo el mes pasado, a través de las redes sociales, por haber propuesto un jersey negro cuyo cuello, una vez levantado para cubrir la mitad inferior de la cara como una capucha, tenía una ranura bordeada de rojo para dejar espacio para la boca, evocando los labios de gran tamaño de una “blackface”, la caricatura de la época colonial que exageraba los rasgos de las personas negras.

Gucci presentó inmediatamente sus disculpas, anunciando haber retirado el jersey de la venta. “Consideramos la diversidad como un valor fundamental, que debe ser apoyado y respetado, y el primer plan de todas las decisiones que tomamos. Nos preocupa el desarrollo de la diversidad en nuestra compañía y consideramos que este incidente es una lección importante para el equipo de Gucci y más allá”, declaró la casa en esta ocasión.

Este episodio impulsó a la marca para acelerar sus acciones frente al desarrollo social y la diversidad con cuatro iniciativas en el programa: la contratación de un director mundial para la diversidad y la inclusión; un programa internacional de becas multiculturales en el sector del diseño, que finalizará con la contratación de cinco talentos de diversos orígenes en el estudio creativo en Roma; un plan de formación para aumentar el nivel de sensibilización multicultural entre los 18 000 empleados de la empresa; y un intercambio concreto dentro del grupo, que resultó en la transferencia de tres empleados regionales a la oficina central de la marca.

En el proceso, la compañía decidió expandir y hacer público en estos días su proyecto, iniciado internamente el año pasado y presentado a los empleados en enero en la sede de Milán, “Gucci Changemakers”, que significa “aquellos que hacen cambios”. Una iniciativa destinada a “fomentar la diversidad y la inclusión” a largo plazo.

“Creo en el diálogo, en construir relaciones significativas y en la acción rápida. Esta es la razón por la que inmediatamente nos pusimos a trabajar para remediar nuestras carencias. El programa Changemakers es justamente el resultado de nuestro compromiso con la inclusión y la diversidad”, indicó en un comunicado el CEO de Gucci, Marco Bizzarri, quien desea “estimular y apoyar de manera cada vez más efectiva la confrontación intercultural con las comunidades con las que nos relacionamos, especialmente la afroamericana”.

Uno de los componentes de Changemakers es un programa de voluntarios que permitirá a los empleados de grupos de todo el mundo beneficiarse de cuatro días laborales remunerados para dedicarse a actividades de voluntariado, desde asistencia (refugiados, personas sin hogar) hasta la protección del medio ambiente, la educación o la promoción de la igualdad.

La casa también estableció un fondo, el Changemakers Fund de cinco millones de dólares (unos 4,3 millones de euros), para “financiar iniciativas para comunidades locales en diferentes ciudades de América del Norte”. Otros cinco millones se destinarán el próximo junio a un fondo paralelo dedicado a la región de Asia Pacífico.

Además, para América del Norte, hay más de 1,5 millones de dólares disponibles para becas a 70 estudiantes de moda que serán seleccionados en cuatro años por un comité creado especialmente, el Consejo Changemakers con unas 15 personas americanas destacadas.

Un programa, acompañado del lado de la creación por el trabajo de Alessandro Michele, que ha estado promoviendo la diversidad desde que asumió la dirección artística de Gucci, como lo demuestra su estilo a menudo unisex o la elección de sus musas, desde Hari Nef, actriz y modelo transgénero, hasta la actriz británica de 80 años, Vanessa Redgrave.

Traducido por Rocío Alonso Lopez

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - ComplementosLujo - CalzadoLujo - OtroBusinessCampañas
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER