×

El joyero parisino Boucheron vuelve a abrir su histórica boutique de Place Vendôme

Por
AFP
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
today 13 dic. 2018
Tiempo de lectura
access_time 4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Boucheron, la primera joyería en instalarse en la mítica plaza Vendôme, celebra sus 160 años con una boutique-taller completamente renovada y muy iluminada, como símbolo de su ambición de acelerar su desarrollo a nivel internacional.


Fachada de Boucheron en la Place Vendôme - Boucheron


En 1893, Frédéric Boucheron se instaló en el Hôtel de Nocé, cerca de la Rue de la Paix, donde se concentraban joyeros y orfebres, "por la luz, ya que el edificio está orientado hacia el sur y está de cara al sol de la mañana a la noche", sostuvo Hélène Poulit-Duquesne, directora ejecutiva de Boucheron.

El miércoles 5 de diciembre, la casa propiedad del grupo Kering ha vuelto a abrir al público, luego de 18 meses de trabajo en su boutique que se ubica en el lugar parisino de la joyería excepcional por excelencia.

"Más que una tienda, el número 26 de la plaza Vendôme es la columna vertebral de Boucheron, ya que también encontramos allí nuestros talleres de producción para joyería fina y nuestro estudio creativo. El objetivo era dar al edificio su antigua gloria y sus volúmenes originales", resumió a la AFP Poulit-Duquesne.


Interior de los salones renovados del 26, place Vendôme - Boucheron


La tienda ha recuperado sus 7 metros de altura bajo cielorrasos y paneles de nogal tallado que hacen más cálida la blancura del alabastro y el cristal de roca. Los estilos y las épocas se mezclan armoniosamente en las habitaciones y los salones, en donde muebles contemporáneos conviven con objetos "encontrados en Saint-Ouen y que dan vida al espacio".

En la primera planta, en sus escaparates transparentes que se apoyan en grandes ventanas, las brillantes piedras de las colecciones Serpent Bohème, Quatre o Nature Triomphante "parecen volar y levitar sobre la Place Vendôme”, afirmó quien es la directora de la marca desde 2015.

Hélène Poulit-Duquesne es la única mujer a la cabeza de un gran joyero francés y junto con su directora creativa, Claire Choisne, forman "un dúo de mujeres después de cuatro generaciones de hombres en Boucheron".

"Ser mujer es una ventaja porque usamos joyas y probamos todas las piezas que salen del taller. Una joya debe ser cómoda de usar y tener una cierta flexibilidad y libertad, no debe ser un peso adicional", precisó la ejecutiva de 48 años, que también ha trabajado en LVMH y Cartier.


"Las joyas ya no se quedan en la caja fuerte"

"Los clientes son cada vez más jóvenes y no necesariamente necesitan estar de acuerdo con su esposo para comprar una joya. Antes, la joyería era una inversión. Hoy, se usan más y se guardan cada vez menos en la caja fuerte", señaló.


Vista elevada de los salones - Boucheron


Los clientes, aficionados a sus diamantes y anillos con piedras de colores inspirados en la naturaleza, también son cada vez más internacionales. Si bien el principal mercado de Boucheron sigue siendo Francia, le siguen en orden de importancia Japón y China.

El joyero parisino, que fue pionero con su apertura en 1897 de una boutique en el extranjero, en Moscú, quiere seguir conquistando nuevos territorios.

"La prioridad hoy en día es el gran Asia", mencionó Hélène Poulit-Duquesne.

"Ponemos especial énfasis en China, donde abrimos nuestras dos primeras tiendas a principios de 2018 y donde el potencial de crecimiento es significativo", agregó.

Una expansión que, junto con la renovación del Hôtel de Nocé y el nuevo concepto desplegado en las 40 tiendas de su propiedad, representa una carga temporaria sobre las finanzas de la casa y genera "una rentabilidad más baja en la actualidad, ya que estamos en un período de inversión", indicó François-Henri Pinault, CEO de Kering, en una entrevista reciente en el diario francés Le Figaro.

Pero Boucheron ha triplicado su tamaño desde su adquisición por Kering en 2000 "y se hacen inversiones para el futuro de la casa y su desarrollo internacional", según explicó su directora.

Además, para perfeccionar el "espíritu familiar" buscado por Boucheron con su renovación, la segunda planta del Hôtel de Nocé abarca un apartamento reservado para sus mejores clientes: elegancia absoluta, con una bañera que ofrece una vista panorámica sobre la columna de la Place Vendôme, sobre un fondo decorado con la parte superior de la Torre Eiffel.

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.