×

El Celine de Hedi Slimane, hacia la burguesía de St Germain

Publicado el
today 30 sept. 2019
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Tras la omnipresencia del 'streetwear' a lo largo de las últimas temporadas, el discreto encanto de la burguesía parece volver a seducir a las pasarelas internacionales, con marcadas reminiscencias de la década de los 60 y 70. El caso de Hedi Slimane es algo distinto. No es el estilo deportivo de lujo lo que abandona en Celine, sino que el diseñador y fotógrafo se desprende progresivamente de su marcado espíritu rock nocturno, para dejar paso a una mujer mucho más parisina y burguesa. Bienvenidos a la squad de Saint-Germain-des-Prés.


Celine - Spring-Summer2020 - Womenswear - Paris - © PixelFormula


Desde su primer show al frente de la dirección creativa de la casa francesa, Hedi Slimane ha convertido Invalides en su cuartel general. A tan solo unos metros de la Asamblea Nacional y del Museo de la Armada, allí donde yacen los huesos de Napoleón Bonaparte, el mediático creador instaló de nuevo su gran escenario. Una especie de caja negra presidida por un "Celine", sin acento y en letras blancas, tras la que se vislumbraba una centelleante Torre Eiffel el pasado viernes 27 por la noche. Curioso golpe de efecto y de homenaje a la bandera francesa, en la semana en que la República llora la muerte del que fuera su presidente Jacques Chirac.

Hedi Slimane desplegó su pasarela desde una plataforma negra en movimiento, que si bien podía anticipar una nueva representación de sus siluetas trasnochadas a ritmo del potente título "Calling it", de Automatic, acabó por convertirse en su reflejo más parisino. Mujeres tan bohemias como burguesas, que destilaban esos aires "hippie-chic" que solo se respiran en la Rive Gauche. Ligeramente despeinadas, de apariencia casuales e improvisadas, pero con looks cuidados hasta el último milímetro. Aquello que se conoce popularmente como "je ne sais quoi", o lo que es lo mismo: la elegancia francesa más clásica. Y un diseñador que ha estado al frente de Dior Homme o de Saint Laurent mucho puede enseñarnos de esto.

Ecos de Mayo del 68 y algún que otro 'wannabe' de Woodstock, con el que el diseñador volvió a demostrar que su moda es inseparable de la música, en looks que viajaron entre superposiciones de denim, blazers y chalecos relajados, cazadoras de antes o vestidos bohemios de estampados florales. Todos ellos completados con zapatillas Converse o infinitas botas de piel.


Celine - Spring-Summer2020 - Womenswear - Paris - © PixelFormula



Sin olvidar los accesorios: de pañuelos o sombreros de ala ancha a contundentes abrigos de pelo, pasando por una imponente colección de bolsos, destinados a hacer las delicias de los próximos editoriales de moda. Y por su puesto, la necesaria nota rock, que volvió a recaer en las gafas de sol que completaron los looks de gran parte de las modelos.

Entre el público, un selecto grupo de "parisiennes" presidido por la diva del cine Catherine Deneuve, la también intérprete Sandrine Kimberlain o la directora de Vogue Paris, Emmanuelle Alt. Por su parte, el acento británico lo pusieron la it-girl Alexa Chung, quien ya lucía uno de los bolsos de la nueva colección, así como el líder del grupo Franz Ferdinand, Alex Kapranos.

Tampoco se perdieron la puesta de largo francesa de Slimane los grandes pesos pesados del lujo galo, encabezados por la familia Arnault, propietaria del grupo LVMH, al completo. Después de haber convertido a Celine en el ojito derecho del grupo, el millonario Bernard Arnault no parece dispuesto a que se le escape ningún movimiento de la marca. Por su parte, Hedi Slimane prefirió no dejarse ver prácticamente al salir a saludar al final del show. Que sus prendas hablen por si solas... con un perfecto acento francés.

 

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.