×

El BFC y el CFDA hacen un llamado para que la moda "se reinicie" tras el coronavirus

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
22 may. 2020
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

En una jugada poco común, el Consejo Británico de la Moda (BFC) y el Consejo de Diseñadores de Moda de América (CFDA) unen sus fuerzas para aplicar un nuevo enfoque y nuevas formas de pensar cuando haya pasado la crisis del coronavirus.


Marc Jacobs - Primavera-Verano 2020 - Womenswear - Nueva York - © PixelFormula


Este es un llamamiento que parece ir dirigido al extremo superior del mercado, aunque también declara que se busca un cambio "en todos los niveles".

También se insta a que la moda baje el ritmo, se produzca menos y la creatividad vuelva a ser el punto clave.

En una declaración conjunta en la que se habla del "restablecimiento de la industria de la moda", se explica que la pandemia del Covid-19 "está golpeando a la industria de la moda desde todos los ángulos y afectando gravemente a todas las capitales mundiales de la moda". Aunque el final no está a la vuelta de la esquina, tenemos la oportunidad de reflexionar y redefinir la forma de trabajar y exponer nuestras colecciones".

Desde que comenzó la crisis, los dos organismos nacionales "han estado en estrecha comunicación y han compartido la información de sus miembros y partes interesadas".

Ambos comparten la "firme creencia de que el sistema de la moda tiene que cambiar, y que es algo que tiene que producirse a todos los niveles". También dijeron que estos cambios "ya tenían que haberse hecho antes".


Bajar el ritmo frenético



Entonces, ¿cuál el la nueva forma de pensar? Para empezar, creen que es necesario que "las marcas, diseñadores y minoristas, acostumbrados al ritmo frenético de la moda, aminoren la marcha". Ya hace mucho tiempo que se produce demasiada mercancía y se hacen demasiadas entregas. La acumulación de existencias tiene que hacer reflexionar a diseñadores y minoristas sobre el ciclo de las colecciones e invitarlos a ser muy estratégicos con respecto a sus productos y a la forma y el momento en que quieren venderlos".

También ven "una clara desconexión entre el momento en que los artículos llegan a la tienda y el momento en que el cliente los necesita realmente", por lo que "la cadencia de la entrega tiene que ir más en línea con la temporada para la que está prevista". 

"Recomiendan encarecidamente" a los diseñadores que no se centren en más de dos colecciones principales al año", proporcionando "a nuestros talentos el tiempo necesario para reconectar con la creatividad y la artesanía que hace único a nuestro campo". Un ritmo más lento también permite reducir el nivel de estrés de los diseñadores y sus equipos, lo que a su vez tendrá un efecto positivo en el bienestar general de la industria".

¿Significa eso el fin de las precolecciones? No necesariamente. Ambos grupos reconocen que entienden la necesidad de que existan "y la necesidad de cumplir con los plazos de entrega de las precolecciones actuales". Pero recomiendan "que recuperen su propósito original, que era ofrecer al consumidor ropa bonita con el espíritu de cada marca individual, pero sin que fuera lo necesariamente moderna para garantizar un desfile".

Durante los últimos años, las precolecciones se han ido convirtiendo en grandes acontecimientos para marcas clave como Gucci, Chanel y Dior, ejerciendo una presión adicional a otras marcas. Pero el BFC y el CFDA dicen que "cuando puedan volver a realizarse muestras y exposiciones en persona, recomendaremos que estas presentaciones vuelvan a los showrooms".

Otra recomendación para la vuelta a la normalidad es "que las marcas intenten celebrar sus desfiles dentro del calendario ordinario de la moda y en una de las capitales mundiales de la moda para evitar la saturación de compradores y periodistas viajando constantemente". Algo que también ha supuesto una enorme tensión para la industria y que ha aumentado considerablemente la huella de carbono individual".

Al hablar de las huellas de carbono, estos dos organismos abordan el tema de la sostenibilidad. "Al crear menos productos, con un mayor nivel de creatividad y calidad, los productos ganan valor y su vida útil aumenta. El enfoque en la creatividad y la calidad de los productos, la reducción de los viajes y la importancia de la sostenibilidad (algo que alentamos en toda la industria) aumentará el respeto del consumidor y, en última instancia, un mayor disfrute de los productos que creamos", afirmaron ambas instituciones.

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.