×

Desfiles masculinos de Milán: un sportswear chic, una moda para el ocio

Publicado el
today 27 jun. 2013
Tiempo de lectura
access_time 4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Una brisa ligera recorrió las pasarelas de Milán durante la semana de la moda dedicada al hombre, que se acabó el martes 25 de junio, sembrando de frescura y fantasías las colecciones de prêt-à-porter para la primavera/verano 2014. Una manera de deshacerse de la crisis que continúa haciendo mella en el sector de la moda masculina. “Después de la deprimente temporada que acabamos de pasar, podemos disfrutar de propuestas frescas y alegres. Hemos visto colecciones positivas con un bonito equilibrio, masculinas y a la vez agradables y atrayentes. El sportswear se ha liberado de su agresividad para convertirse en un estilo mucho más llevable, más ligero. Los hombres podrán vestirse con elegancia, sin tener que recurrir al traje sartorio”, declara Cesare Tadolini, propietario de la tienda L’Incontro en Módena (centro de Italia).

El sportswear chic de Salvatore Ferragamo (Foto: Pixelformula)


El verano que viene estará marcado por el sportswear chic, despojado de detalles demasiado técnicos, para convertirse en un estilo llevable para el día a día en la ciudad. De hecho, se trata de un clásica revisitado y más informal. Todo resulta más fácil, sin renunciar por ello a la elegancia. En este nuevo guardarropa masculino, los bermudas vuelven con cortes anchos, incluso extra anchos. La cazadora sustituye a la chaqueta. La camiseta oversized, en todo tipo de materias, sustituye a la camisa. El punto desaparece dejando paso a una nueva sudadera y del blazer elástico o en algodón piqué. Ermanno Scervino propone, por ejemplo, elegantes trajes azul claro con apariencia de lino… que en realidad están fabricados con tela vaquera.

El sport está por todo. Zapatos y shorts de boxeador vistos en Prada, pantalón de equitación en Gucci, cricket en Moncler gamme Bleu, etc. La inspiración náutica también es recurrente (Andrea Incontri, Salvatore Ferragamo) con impermeables ultra ligeros en nylon japonés, que se impone como la prenda indispensable del verano que viene. Impermeables, chaquetones modernizados, parkas y gabardinas high-tech completan la panoplia. Los botones desaparecen mientras que las cremalleras se multiplican. Aunque la mayoría de siluetas son todavía muy slim y ceñidas, se asoma un tímido retorno al pantalón más amplio y ligero. (Prada, Giorgio Armani). “La gente busca comodidad”, analiza un comprador.

Las cintas elásticas de Taping con colores vivos utilizadas por los atletas para aliviar su dolor han particularmente inspirado a los diseñadores. Versace los coloca en las pantorrillas y en los voluminosos bíceps de los modelos. Bandas de colores, que se prolongan hasta las prendas. Vuelve la cinta como tema, modernizada y versionada en todas las colecciones, siguiendo una línea un tanto gráfica. La cinta visible alrededor de un bolsillo imaginario en Fendi, como una cinta adhesiva en las mangas alrededor de los bíceps, bandas laterales a lo largo del pantalón, otras que forman grandes rayas, a modo de canesú, etc. (Frankie Morello, Iceberg, Gucci, etc.)

Efecto "taping" en Versace (Foto: Pixelformula)


Los efectos gráficos se multiplican, utilizados para poner en valor las camisetas, cazadoras y chaquetas. (Les Hommes, Salvatore Ferragamo). Los trajes se presentan con tejidos estampados con micro motivos, la parte superior y la inferior se combinan con estampados diferentes. Los dibujos y efectos tapicería se repiten en las colecciones. Bordados y decoraciones de inspiración azteca vistos por ejemplo en Etro.

Dolce&Gabbana se apodera de la mitología griega en Sicilia como temática con imágenes de templos en ruina y medallas de efigies de dioses estampados en shorts, punto, chaquetas, abrigos, etc. Roberto Cavalli se inspira en los cuchillos creando efectos gráficos caleidoscópicos. Escenas de la China antigua aparecen como si estuvieran trazadas con lápiz en camisas de seda en la colección diseñador chino Ji Wembo, que desfiló en Milán y por primera vez en Europa con su marca Jiwembo.

Las flores románticas de Gucci (Foto: Pixelformula)


Las colecciones también encuentran su inspiración en la botánica: desde ramos hasta pequeñas flores pasando por las plantas exóticas serán tendencia durante el verano de 2014. Chaquetas, pantalones y abrigos floreados aportarán un toque de delicadeza y una pizca de romanticismo al armario masculino /Gucci, Prada, etc). Cada firma contribuye con su propia interpretación del tema floral.

Las materias son cada vez más sofisticadas, tanto en lo que a tejidos técnicos, casi impalpables se refiere, como a las lanas finas y los cachemires más ligeros si cabe. El cuero aparece en todas sus versiones y tratamientos y se proclama como la materia principal del próximo verano (Trussardi, Diesel Balck Gold, etc.).

La paleta de colores retoma tonalidades un tanto oscuras y otoñales de las colecciones invernales (burdeos, verdes botella, azul grisáceo) “para no asustar al cliente chino”, comenta un comprador. Los blancos rotos y todos los matices de la arena y del beige son los protagonistas. El flúor y los colores vivos aportan un toque divertido al conjunto de colecciones. Destaca el naranja vitaminado que encontramos diseminado en casi todas ellas.

Invitación al viaje de Prada (Foto: Pixelformula)


La mayoría de actores del sector ven en las colecciones el reflejo de una cierta inquietud por parte de las firmas, que parecen haber apostado una vez más por la prudencia. En este clima de precariedad, la única línea de escape parece ser el viaje. Un antojo de evasión como común denominador de todas las colecciones simbolizado en forma de mochila, tanto en versión extra grande y presentada como la “it bag” del verano de 2014.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.