Viejos conocidos e incógnitas por despejar esperan en la pasarela de París

París - El regreso de viejos conocidos, incógnitas por despejar y caras nuevas caracterizarán las próximas jornadas de desfiles en París que arrancan este miércoles con la moda masculina y que continuarán con la alta costura, a partir del lunes.

París tomará el miércoles el relevo de Milán en lo que al armario del varón se refiere y defenderá su capitalidad en el universo de la moda con firmas reconocidas como Dior Homme, Saint Laurent, Lanvin, Francesco Smalto, Issey Miyake Men o Walter Van Beirendonck.

Casi medio centenar de marcas integran el calendario oficial de cinco días de la cámara sindical de la moda masculina para las colecciones de la próxima primavera-verano.

Desfile Dior Homme primavera-verano 2013 | Foto: Pixelformula

El último en desfilar será Saint Laurent, quien no despejará hasta el domingo a las 22:00 GMT las dudas sobre las verdaderas intenciones de Hedi Slimane.

El modisto franco-italo-tunecino cerrará el año al frente de la casa con esta colección que, al igual que las anteriores, se encuentra entre las más esperadas de la semana.

Le precede la polémica que levantó el último desfile de prêt-à-porter femenino, en el que sobresalió el toque "grunge", y la reciente elección de Marilyn Manson como icono de una campaña con la que retrata a destacados rockeros con prendas de la casa.

El próximo jueves verá la luz la primera colección de Yusuke Takahashi como director de la línea masculina de Issey Miyake. El fundador de la casa le ha dado plenos poderes para que insufle "una energía creadora" a los diseños y ponga en marcha "una nueva visión", según explicó en un comunicado.

El diseñador brasileño Gustavo Lins presentará su colección el próximo sábado en un desfile público en la plaza de la Bourse, delante de las antiguas dependencias de la Bolsa, mientras que Loewe optará por una presentación íntima el viernes en su "showroom" de la exclusiva calle François 1er.

El domingo por la noche, Versace dará el pistoletazo de salida a la joya de la corona de la moda: la alta costura, una denominación que París guarda con recelo.

Desfile de 3.1 Phillip Lim primavera-verano 2013 | Foto: Pixelformula

A este espectáculo seguirán, desde la mañana de lunes, una veintena de desfiles que apuntarán las tendencias del próximo otoño-invierno.

Las emblemáticas firmas Chanel, Christian Dior, Giorgio Armani Privé, Valentino o Jean Paul Gaultier harán gala de su creatividad, en una semana de la alta costura que marca la vuelta de Christian Lacroix y de Viktor and Rolf.

Lacroix, quien dejó la casa que lleva su nombre en 2010, ha diseñado 15 piezas para la mítica firma italiana Schiaparelli, con las que homenajea a Elsa Schiaparelli, y que serán presentadas en la plaza Vendôme, en los locales históricos de la marca.

Según ha adelantado la empresa en un comunicado, el modisto reinterpretará iconos de la "maison" con los que espera "situar de nuevo a Elsa en el centro de su casa y del escenario en el que sedujo al mundo".

El dúo de diseñadores holandeses Viktor Horsting y Rolf Snoeren, quienes desfilaron en la alta costura de 1998 a 2000, regresa el miércoles 3 de julio al calendario parisiense como miembro corresponsal, según ha establecido la Federación de la Francesa de la Costura.

Su compatriota Iris Van Herpen, conocida por sus diseños confeccionados con una impresora en 3D, desvelará su colección el lunes, en una jornada en la que también lo hará Alexis Mabille.

El brasileño Gustavo Lins, en el calendario oficial, y el venezolano Óscar Carvallo, en el "off", representarán a América Latina en este exclusivo circuito, en el que también se descubrirán los últimos diseños de alta joyería de firmas como Dior o Chanel.

© EFE 2018. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Moda - Prêt-à-porterDesfiles