Nike, H&M y Burberry unen fuerzas por la moda sostenible

Grandes marcas internacionales como Nike, H&M, Burberry y Gap se han sumado a una iniciativa que pretende mejorar la sostenibilidad de la industria después de que un estudio revelase que se recicla menos del 1 % de la ropa.


Reuters

La Fundación Ellen MacArthur, creada por la mujer que batió el récord del mundo de navegación, anunció el miércoles que las marcas se unían a su programa Make Fashion Circular para reducir los desechos provenientes del mundo de la moda a través del reciclado de materias primas y productos.

El director de la iniciativa Make Fashion Circular, Francois Souchet, explicó que el objetivo es crear un "impulso imparable" hacia una economía en la que la ropa nunca se considere un desecho.

"En los últimos quince años la producción de ropa se ha duplicado, mientras que el tiempo que usamos esa ropa antes de deshacernos de ella (normalmente en vertederos o incinerada), se ha reducido drásticamente", explicó Souchet a la Thomson Reuters Foundation.

"Podemos cambiar este modelo por uno en el que la ropa nunca se considere un desecho, a través de un mejor diseño y nuevos modelos empresariales de venta de segunda mano y alquiler" declaró en un correo electrónico.

La cuatro marcas se unirán a la diseñadora británica Stella McCartney, que el año pasado fue la primera en unirse a esta iniciativa, que aspira a acabar con los desechos y la contaminación y a garantizar que los productos y materiales se reutilicen.

En ese momento McCartney, firme defensora de la moda sostenible, dijo que su sector "generaba muchos residuos y era muy dañino para el medio ambiente", animando a otras marcas a unirse.

En un informe publicado en noviembre, la Fundación revelaba la cantidad de residuos y contaminación que generaba la industria de la moda, dando a conocer que se reciclaba menos del 1 por ciento de la ropa.

Cada año se liberan medio millón de toneladas de microfibras de plástico al lavar la ropa, el equivalente a más de 50 000 millones de botellas de plástico, agravando la contaminación oceánica, declara el informe.

Las marcas participantes dedicarán tres años a desarrollar formas para que la industria pueda deshacerse de procesos y materiales contaminantes, en colaboración con el banco HSBC.

"No hay una sola empresa capaz por si sola de cambiar el modelo de negocio lineal de la industria a uno circular, por eso es fundamental que trabajemos juntos", explica el portavoz de H&M, Iñigo Sáenz Maestre, en un correo electrónico.

H&M se ha marcado el reto de utilizar únicamente materiales reciclados o obtenidos de forma sostenible para 2030, y actualmente ya se fabrican de este modo el 35 por ciento de sus prendas.
 

Traducido por Ana Ibáñez

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

Moda - Prêt-à-porterModa - CalzadoModa - OtroLujo - Prêt-à-porterLujo - OtroIndustria