Net-A-Porter entra en el mundo infantil de la mano de Gucci

Primero fueron los finales de colecciones. Después al prêt-à-porter masculino y a la alta joyería. Ahora Net-A-Porter se lanza a la moda infantil. Pero en este caso, en lugar de crear un sitio autónomo o una página especializada, el gigante del comercio electrónico ha elegido una pop-up de Gucci en línea que estará disponible durante solo seis semanas, o hasta fin de existencias, para garantizar la exclusividad.


Net-a-Porter/Gucci

A partir del lunes 16 de julio, la página de lujo venderá también una selección de prendas de Gucci adaptadas a la morfología de los más pequeños.

La colección de la marca dirigida por Alessandro Michele vendrá acompañada de una campaña que recoge las imágenes utilizadas por Gucci para su oferta adulta. En la campaña, bautizada "The Imagination Booth" los modelos infantiles se ponen frente al objetivo del fotógrafo Mark Shearwood, jugando en un viejo fotomatón estampado con logos de Gucci y Net-A-Porter, recubierto de ilustraciones de animales fantásticos.

Cabe recordar que la página de prêt-à-porter masculino Mr Porter, de la misma familia que Net-A-Porter, ya había lanzado una sección temporal en línea dedicada a bañadores de niño, que se agotaron enseguida.

Algo quizás no demasiado sorprendente teniendo en cuenta que el crecimiento de la demanda de moda infantil crecido más rápido que los mercados de prêt-à-porter femenino y masculino. Solo en Reino Unido, Euromonitor anunció el año pasado que el sector experimentaría una progresión del 13,2 % durante los próximos cinco años, hasta alcanzar los 6100 millones de libras (6900 millones de euros). Hace dos años este mercado representaba en todo el mundo más de 203 000 millones de dólares (173 000 millones de euros), y la subcategoría de "diseñadores" no superaba los 5890 millones de dólares (5010 millones de euros), pero se trata de un segmento en pleno auge, gracias al impacto beneficiosos de las grandes marcas que entran en este sector, sin contar a los hijos de celebrities o de familias reales, que suponen un flujo constante de influencia y atractivo.  

Net-A-Porter registró el nombre comercial Petite-A-Porter hace ya dos años, pero todavía no lo ha utilizado; mientras que Farfetch ya lanzó una sección de moda de "diseño" para niños en su página en 2016.

Alison Loehnis, presidenta de Net-A-Porter y de Mr Porter, declaró a Vogue: "Nuestros clientes adoran Gucci y el ADN de la marca se traduce increíblemente bien en la moda infantil. Y la ropa es ideal". Según ella, hace años que la empresa recibe solicitudes relativas a colecciones infantiles.

Las prendas estarán disponibles para niños y niñas (independientemente de que las prendas sean unisex o estén más enfocadas a un género) hasta los 12 años. Alison Loehnis no ha querido precisar si el grupo de comercio electrónico tiene intención de lanzarse a este sector de forma permanente, pero no descarta la posibilidad.

Net-A-Porter ya ofertó una línea de ropa infantil hace diez años, pero después, la incursión estival de Mr Porter fue el único avance en esta categoría. La colaboración con Gucci, que sigue de cerca esta oferta de bañadores, sugiere que el capítulo no se ha cerrado, aunque solo sea con operaciones efímeras.

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - OtroDistribuciónColección
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER