Moncler y el arte de reinventar las chaquetas

¿Cómo puede reinventarse una marca de chaquetas? ¿Cómo hacer oír tu voz en el mundo de la moda cuando te especializas en un único producto deportivo? Moncler logró superar este desafío en el evento de la noche de este martes, con el que arrancó la Semana de la Moda de Milán. La solución fue una idea simple, invitar a ocho diseñadores de diferentes sectores a versionar los plumíferos de la firma siguiedo su propia sensibilidad.


Moncler revisado por Pierpaolo Piccioli - FashionNetwork.com ph DM

Para presentar su proyecto "Moncler Genius Building" o, simplemente, "Moncler Genius", la marca instaló una especie de gran parque de atracciones en el enorme Palazzo delle Stelline, que una vez albergó uno de los pabellones más antiguos de la Feria de Milán, con sus ocho stands numerados, cubiertos con tela plateada como una cortina hermética, que solo permitía el paso de unos pocos grupos de visitantes, al mismo tiempo que revela su secreto. Nada mejor para prolongar el placer de crear una gran multitud y largas colas.

"Son como las ocho piezas de un edificio fantasmal que encierra cada una de las facetas de Moncler. A través de sus ocho colaboraciones, el universo de la marca se ha ampliado significativamente, cada una con su propia interpretación, una muy conceptual, una más técnica, otra que se concentra en el diseño", afirma Sandro Mandrino, diseñador de la línea Grenoble, dedicada al mundo del esquí, desde hace ocho temporadas.

"Cada uno de nosotros trabajó en su propio proyecto sin saber lo que hacían los otros, encabezados por el director general, Remo Ruffini, como director de orquesta, dejándonos mucha libertad y total autonomía", afirmó el diseñador que, para su nueva colección Grenoble aplicó 18 estampados diferentes en todo tipo de tejidos (terciopelo, algodón, nylon, piel, poliéster, etc.). Todo presentado a través de un escuadrón de modelos sobre nieve falsa, que se movían en una hermosa coreografía y al mismo tiempo se reflejaban en un gran espejo inclinado a modo de siluetas suspendidas sobre una pared nevada.


La línea Moncler Grenoble, de la mano de Sandro Mandrino - FashionNetwork.com ph DM

El espectáculo también contó con una bella instalación en el espacio nº. 1, dirigido por Pierpaolo Piccioli, director creativo de Valentino, donde los delgados modelos, con guantes y capuchas estaban envueltos en maxi vestidos y abrigos brillantes con cremallera de colores saturados. "Me inspiré en la paleta de pintores italianos del Quattrocento, desde Piero della Francesca hasta Giotto y Beato Angelico. Quería restaurar una cierta idea de pureza y autenticidad, eliminando cualquier tipo de exceso", explicó el diseñador.

En otra tienda, la joven diseñadora irlandesa Simone Rocha, la única mujer en este equipo de ensueño, como lo llama Moncler, presentó su línea en un entorno de montañas blancas de papel corrugado con mujeres de otra época con aires de princesas japonesas. Largos vestidos de tul y chaquetas decoradas con perlas, con las correas de sus bolsos firmemente atadas en la cintura o en diagonal a modo de bandoleras, que añadían un toque militar a esta estética medio barroca, medio gótica. "Es una mujer moderna, femenina y práctica. La voz femenina de Moncler", explicó la diseñadora.


Simone Rocha aporta un toque femenino y poético a Moncler - FashionNetwork.com ph DM

Por su parte, los japoneses del grupo presentaron una visión muy radical. Una serie de siluetas negras en las que el plumífero se trató en todas sus formas posibles, en vestidos acampanados realizados por Kei Ninomiya, de Noir Kei Ninomiya, además de suéteres de mohair, camisas a cuadros y chaquetas llevadas por maniquíes de madera, en una especie de invernadero de vidrio con vistas a un jardín arbolado de Hiroshi Fujiwara, de Fragment.

La línea principal, la de Moncler 1952, fue reinterpretada por Karl Templer en brillantes colores. Por su parte, el londinense Craig Green presentó construcciones futuristas con proporciones de Bibendum en negro o blanco, mientras que Francesco Ragazzi, fundador de Palm Angels, que ha sido durante mucho tiempo el director artístico de la marca, alborotó a los espectadores con dos estands de vidrio brillantes en la entrada del Palazzo delle Stelline, donde se distribuyeron camisetas.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroLujo - Prêt-à-porterLujo - OtroDesfiles