Miu Miu vive un desfile alrededor de la medianoche con Uma, Chloe y Gwendoline

Elegancia retro y subida de tono con protagonistas de película en Miu Miu, cuya colección crucero 2019 abrió la temporada de Alta Costura de París, aunque con una colección de prêt-à-porter.


Photo: PixelFormula

Celebrado en el magnífico Hotel Régina, enfrente del Museo del Louvre, Kate Bosworth y Chloe Sevigny desfilaron por los pasillos de mármol, al igual que la guerrera de Juego de Tronos Gwendoline Christie, que destacaba por su altura entre el resto de las modelos, y Uma Thurman que cerró el desfile con una larga falda de lamé de color dorado y estampado de leopardo combinada con un top verde. Uma posó durante más de un minuto para los fotógrafos mientras se quitaba el abrigo largo deportivo que la cubría. 
 
Alexa Chung desfiló, al igual que Naomi Campbell, con unos minishorts dorados muy sugerentes. Todo el elenco desfiló con un efecto mojado en el pelo, con las muñecas, el cuello y los brazos engalanados con relojes Casio falsos. Todas ellas "femmes fatales", en plena misión.

“Es para salir de noche, antes de volver a la habitación. Las cosas malas pasan por la noche", sonreía Miuccia Prada. Parecía que los personajes del desfile no tenían muy claro en qué habitación podrían acabar; algunas de ellas (como Bosworth y Campbell) llevaban vestidos lenceros o de noche bajo abrigos masculinos, como si hubieran tomado prestada la ropa de su amante para volver a su habitación por la mañana.
 
La mitad de los estilismos, desde las túnicas vaqueras de color gris desteñido a las faldas abullonadas futuristas de color dorada que recordaban a las primeras etapas de Paco Rabanne, estaban adornadas con plumas de marabú.  Como hacen muchos diseñadores hoy en día, Miuccia inyecta detalles deportivos a sus colecciones, aunque sin el aire urbano habitual. El suyo es un mundo dorado y exclusivo de gran sofisticación mezclado con una pizca de sexualidad pertinaz.
 
"Lo cierto es que tienes más libertad con este tipo de colecciones crucero" añadió Miuccia. Hasta su lista de invitados sugería esta idea. Después del desfile, la diseñadora cenó con Roman Polanski, el maestro cineasta de 84 años y eterno fugitivo, famoso por sus películas psicosexuales y aún perseguido por cargos de violación en California. "Polanski es mi héroe", declaró la famosa feminista Prada. 

Miuccia abrió además otro club Miu Miu en el Régina, la última edición de su fabuloso nightclub itinerante, que esta temporada incluye una cena de exclusiva comida italiana, vitello tonnato y risotto, servida por atractivos camareros, dignos de pasarela. Muchos de los estilismos incluyeron el logo Miu Miu Club Sat June 30 2018.  La sala de fumadores era un patio interior decorado con un fresco que representa a Juana de Arco a caballo, igual que la legendaria estatua de la santa que encontramos en la Rue du Rivoli. Una campesina analfabeta que se convirtió en la mayor heroína de Francia, una imagen muy alabada por la extrema derecha francesa, pero también un ejemplo inagotable de valor y coraje para todas las mujeres.
 
No hay duda de por que todas las actrices eestuvieron relajadas por completo frente al fresco del club Miu Miu.
 
"Decidí incluir a las actrices hace 48 horas, y la mayor locura es que accedieron inmediatamente. Uma voló desde Los Ángeles", comentó Muccia maravillada mientras el camarero le servía una bandeja de whiskey sours.

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - OtroDesfiles