LVMH convierte a Italia en su fábrica de lujo

Italia está más que nunca en el foco de atención de LVMH. Después de inaugurar en marzo la fábrica de joyas más grande de Europa, la nueva fábrica de Bulgari en Valenza, en Piamonte, el gigante del lujo reincide esta vez en Toscana, con los planes de expansión de las fábricas de Fendi y Céline. También ha anunciado la construcción de una nueva unidad de producción en Longarone, en el noreste de Italia.

La nueva y ultramoderna fábrica de Bulgari inaugurada en marzo en Valenza LVMH - LVMH

"Esta planta eleva a 24 el número de nuestros sitios de producción en Italia. Se trata de un establecimiento que se completará y estará operativo a principios de 2018. El proyecto se ha construido con Marcolin, nuestro socio en gafas, a través de la empresa conjunta Thelios, de la que poseemos el 51% de las acciones. Comenzaremos con la producción de las colecciones de gafas de Céline ", dijo el director general delegado de LVMH, Antonio Belloni, durante la ceremonia de apertura del programa de formación profesional del grupo en Italia, el Institut des métiers d’excellence en Florencia.

"Producimos el 90% de nuestra oferta en Europa, de la que más del 80% es vendido fuera de las fronteras europeas. Gran parte de esta producción se realiza en Italia", dice el gerente, que recuerda que LVMH emplea a 8.000 personas en la península, incluidas 1.000 nuevas contrataciones en 2017, y tiene 220 tiendas, mientras que su cartera incluye no menos de siete casas transalpinas (Emilio Pucci, Bulgari, Fendi, Loro Piana, Acqua di Parma, el fabricante de calzado Rossimoda y los cafés Cova).

El líder mundial del lujo ha invertido en los últimos años, entre 2012 y 2016, 100 millones de euros anuales en Italia. La inversión aumentó a 150 millones en 2017 y debería continuar en los próximos años con muchos proyectos nuevos.

En Florencia, Antonio Belloni confirmó la expansión de la fábrica de artículos de cuero de Céline en Radda, en Chianti, que será construida en 2018 y comenzará a operar en 2019. "Se trata de generar un incremento en la calidad con, ante todo, muchas contrataciones, con lo que los empleados pasarán de 130 actualmente a 380 o 400", dijo el gerente.

La otra iniciativa se refiere a Fendi, con 350 contrataciones planificadas y la construcción de una fábrica especializada en artículos de cuero en Bagno, en Ripoli, cerca de Florencia, donde el grupo ha adquirido una superficie de 90.000 m2 que era sede de un alto horno. La planta se encargará, entre otras cosas, del desarrollo de productos y creación de prototipos. También se prevé dedicar un espacio a las pieles exóticas. Se espera que la producción comience en el verano de 2019.

Antonio Belloni, director general delegado del grupo - LVMH

También en Italia, la sede de Loro Piana va a cambiar su dirección en Milán, instalándose en 2018 en las antiguas instalaciones del Corriere della Sera, en Via Solferino, mientras que en Florencia LVMH mejoraría aún más el Palacio Pucci, propiedad de la familia fundadora de la marca, para convertirlo en "un centro de actividades para el grupo y abrirlo más al público". Más allá de los archivos de Emilio Pucci, este suntuoso palacio alberga actualmente la sede italiana del Institut des métiers d’excellence.

Antonio Belloni sugirió que se estaban estudiando otros proyectos importantes para las fábricas del grupo en la península, sin brindar más detalles. Louis Vuitton podría ser la próxima marca en la lista.

En términos de previsiones para 2018, el gigante del lujo, que registró un incremento del 14% en sus ventas en los primeros nueve meses del año, hasta los 30.100 millones de euros, planea "un resultado un poco mejor que en 2017. Continuaremos haciendo un buen progreso, siempre teniendo en cuenta algunos factores de riesgo geopolíticos, así como un euro ligeramente menos favorable", concluyó Belloni.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - ComplementosJoyeríaLujo - OtroIndustria
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER