Kim Jones homenajea Monsieur Dior en su primera colección Dior Homme

El sábado por la tarde se formó un atasco tremendo fuera de los cuarteles de la Guardia Republicana para ver el debut de In Jones en Dior Homme. También había una buena concentración de diseñadores en el interior. Karl Lagerfeld estaba sentado junto a Bernard Arnault, presidente del grupo LVMH y propietario de Dior, y en la primera fila podíamos ver a otros directivos creativos del grupo, como Virgil Abloh (sucesor de Jones en Louis Vuitton) o Kris Van Assche (predecesor de Jones en Dior Homme), además también acudieron  Kenzo Takada, Stefano Pilati, Chitose Abe, Giles Deacon y Haider Ackermann,  despedido esta primavera de Berluti, otra casa del grupo LVMH.

Dior Homme Primavera/Verano 2019 - Photo: PixelFormula

Arnault tiene fama de querer que sus diseñadores creen grandes espectáculos para sus casas de moda, y Jones no defraudó. Kim pidió al productor Villa Eugénie que construyese un gran anfiteatro de andamios, digo de una batalla de gladiadores, y lo cubrió con una enorme sombrilla china. En el centro una magnífica estatua de 12 metros de altura del personaje BFF de artista Kaws.

Bajo un montón de estrellas: Kate Moss, Naomi Campbell, Christina Ricci, Luca Guadagnino, Lenny Kravitz, Victoria Beckham, Kelly Osbourne y Jade Jagger, había un asiento reservado para Rei Kawakubo pero al final solo apareció su marido, Adrian Joffe.
 
Entre sus patas, el BFF rosa y negro gigante sostenía a una gigantesca mascota de cerámica de un metro llamada Bobby, como el querido perro de Dior, utilizado como frasco de perfume. Era la primera de las múltiples referencias al diseñador de una colección lograda aunque no del todo brillante.
 
En las notas del programa se incluía una cita de Dior junto a una de sus amadas abejas: “Et quand on prend la nature pour référence, on ne peut pas vraiment se tromper.” Que significa que cuando tomamos la naturaleza como referencia, no podemos equivocarnos nunca.
 
En el desfile hubo muchas flores, sobre todo en un trepidante final de bordados florales con plumas de Lemarié recubiertas de plástico. Todo muy fotogénico.
 
Dicho eso, el patronaje de Jones nunca había sido tan bueno, u tuvo la valentía de atreverse con una nueva chaqueta, en una casa famosa por la su tailleurs. La idea Kim consistía en una versión cruzada llamada la Oblique, que se lleva abierta pero sujeta con una correa cruzada. Su chaqueta de rayas de abertura vertical y sus trajes envolventes era casi perfectos. Según las notas del programa, una referencia a la colección otoño-invierno de 1950 de Dior, aunque vista con otros ojos recordaba más a una visión de Carnaby Street a mediados de los sesenta.
 
Jones también uso el toile de Jouy de Dior, una versión creada para la tienda original de Monsieur ubicada en el número 30 de la avenue Montaigne, aún hoy la sede central de la casa. Lo utilizó con destreza en jacquards desenfadados y bordados, incluso en una piel suave como una segunda piel.
 
Muestra a un hombre Dior sensible, que lleva camisas de encaje transparente con pantalones cortos, pantalones de organza que dejan ver a través, y camisetas de tirante de toile de Jouy. Aunque esta nueva sensibilidad se vio amortiguada por la ensordecedora banda sonora, comenzando con Born Slippy de Underworld, sinceramente, un tema que ya hemos escuchado en montones de desfiles en los últimos años.

Dior Homme Primavera/Verano 2019 - Photo: PixelFormula

El diseñador británico contó con la colaboración de varios artistas para el desfile, especialmente con Yoon de Ambush, que aportó joyería metálica con el diseño de CD, flores e insectos.
 
Cuando se le preguntó por las sensaciones de su debut, un Jones sin aliento respondió modestamente: "Creo que antes tengo que ver el vídeo. ¿Te ha gustado?"
 
Yoon fue el primero en saludarlo tras el desfile, posando antes una cortina de flores del artista Kaws. Seguido de un pelotón de compañeros británicos que lo bañaron de elogios. Aunque hay que recordar que no hay un medio más fiel que el de la moda británica apoyando a un diseñador británico en París. Eso es así desde que el inglés Charles Frederick Worth presentó el primer desfile de moda en París hace más de siglo y medio.
 
Jones ha trabajado mucho en esta colección, y causó impresión con los primeros bolsos  Saddle de Dior para hombre, y con la sensación de documentación e investigación de su nueva  casa. Fue sin duda un elegante comienzo para la casa, un buen estreno aunque quizás no un éxito rotundo.

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - OtroDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER