Kering sigue avanzando durante el primer trimestre gracias a Gucci

Kering  ha vuelto a ver crecer su crecimiento orgánico durante el primer trimestre gracias a Gucci, cuyas ventas se mantienen gracias al fuerte motor chino y el alza en Estados Unidos.


Detalle del desfile de Gucci, foto tomada el 21 de febrero de 2018 - REUTERS/Tony Gentile

El grupo que también posee otras marcas como Saint Laurent, Balenciaga o Boucheron, ha visto sus ventas alcanzar los 3110 millones de euros durante los tres primeros meses del año, una cifra que supera los 2810 millones del consenso establecido por Inquiry Financial.

A tipo de cambio constante, sus ventas aumentaron un 36,5 %, superando por mucho el 24 % esperado de media por los analistas, tras una progresión proforma del 34 % en el último trimestre de 2017.

Gucci, que representa cerca del 60 % de las ventas de Kering, ha vuelto a destacar por unos resultados excepcionales. A pesar de una base de comparación particularmente complicada (el crecimiento orgánico había alcanzado el 48 % hace un año), la marca italiana fue capaz de acelerar el ritmo y aumentar sus ventas un 49 % a tipo de cambio constante, en lugar del 32 % previsto, tras crecer un 43 % en el último trimestre de 2017 y un 45 % en el conjunto del año pasado.

El segmento "Otras marcas" vio aumentar sus ventas un 38 % gracias al éxito de Balenciaga, que conquista a los "millennials".

Tras una explosión así, la "normalización" de su crecimiento constituye un gran reto y algunos analistas se cuestionan la evolución a medio plazo.

"Gucci sigue invirtiendo en la comunicación y en sus máquinas de producción, sentando así las bases de un crecimiento sostenible", declaró Jean-Marc Duplaix, director financiero de Kering. Cuenta con una normalización del crecimiento de la marca en 2018 "pero a un ritmo que seguirá siendo muy alto".

También subrayó que el crecimiento estaba sobre todo impulsado por el crecimiento del tráfico en las tiendas, y la limitación de las subidas de precio al 5 % de media en el primer trimestre, salvo en la zona euro.

Además, indicó a los analistas que en 2018, la rentabilidad operativa de Gucci debería ser superior al consenso del 35,4 %. El margen ya alcanzó el 34,2 % en 2017.

Gucci, que ha superado todos los objetivos a medio plazo fijados en junio de 2016, celebrará una junta de accionistas el 7 de junio.

El riesgo de fatiga, la fidelización de nuevos clientes o la evolución de su línea de diseño son otros de los retos de la marca a medio plazo.

Saint Laurent, que ha registrado un crecimiento orgánico de más del 20 % durante siete años seguidos, ha sufrido una pequeña deceleración (+19,6 %) mientras que Bottega Veneta, en pleno reposicionamiento, ha limitado su subida al 0,7 %.

Balenciaga, nueva estrella en ascenso de Kering cuyas ventas se estiman en torno a los 500 millones de euros, ha conseguido "el mayor crecimiento orgánico de las marcas del grupo" tal y como precisó el director financiero.

En total las ventas de Kering alcanzaron los 3110 millones de euros durante los tres primeros meses del año, superando los 2810 millones del consenso establecido por Inquiry Financial.

Las cifras corresponden al nuevo perímetro del grupo completamente volcado en el lujo tras la cesión prevista de una parte mayoritaria del capital de la marca deportiva Puma, de la venta anunciada de Volcom y de su salida de Stella McCartney.
 

Traducido por Ana Ibáñez

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

Lujo - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER