El sexy safari de lujo de Balmain

El diseñador Olivier Rousteing presentó en Balmain una colección sexy y elegante con el color caldera como protagonista en diseños asimétricos y ajustados, un estilo que fascina a la invitada estrella de la marca, Kim Kardashian, que no se perdió el evento.

Balmain - Spring-Summer2017 - Womenswear - Paris - © PixelFormula

La colección, en el marco de la Semana de la Moda de París donde se presentan las colecciones primavera-verano de 2017, tuvo una mezcla de look safari pero en versión elegante, con cortes que recordaron ligeramente al estilismo del Hollywood dorado de los años 40.

Los vestidos largos llevaron grandes aperturas dejando ver las piernas enteras que consiguen un efecto infinito gracias a sandalias de alto tacón y tira fina.

Para la noche, la firma incluyó estampados animales en tejidos ligeramente satinados, abriendo la gama de colores al lila y verde además de algunos impactantes vestidos de corte asimétrico en tejidos fluidos en un brillante rojo, poderoso y atrevido como la mujer Balmain.

Si ya resulta complicado que Kim Kardashian pase desapercibida en cualquier evento, en este caso fue la invitada más fotografiada, al acudir con un vestido de punto ajustado prácticamente transparente.

La celebridad se libró ayer por los pelos de un nuevo ataque de Vitali Sediuk, tristemente conocido por haber agredido a otros personajes públicos como Brad Pitt, a quien propinó un golpe en 2014, y de nuevo recientemente en Milán cuando agarró a la modelo Gigi Hadid por detrás; ésta se libró dándole un empujón y un puñetazo.

En el caso de Kardashian, fue su seguridad la que impidió que Sediuk le besara el trasero, que es lo que intentaba, mientras ésta se paseaba por París.

Y mientras unos se dedican a crear tensiones, otros recuerdan que la ropa también puede transmitir estados de ánimo y por esto, el diseñador Manish Arora quiso que su colección fuera un canto a la felicidad, en una línea con los colores del arco iris y siluetas de los años 50.

"Estoy muy contento con el resultado porque la idea de hacer feliz a la gente con este desfile es lo que quería y creo que lo he conseguido", declaró el diseñador a Efe en el "backstage" mientras que algunos invitados y amigos se acercaban a abrazarle y felicitarle por el resultado.

Como parte de esta puesta en escena de la felicidad, entre las modelos desfilaron varias jóvenes de talla grande, una señora de unos 60 años y un transexual, en lo que el diseñador define como un "elenco de gente brillante y feliz".

Faldas y vestidos evasé por debajo de la rodilla, lentejuelas de colores en vestidos ajustados y bordados con sirenas, pájaros y My Little Pony, los famosos caballitos para niños que ocuparon sudaderas, bolsos y camisetas en una colaboración de Manish Arora con Hasbro.

"El poni ayuda a dar esa sensación de felicidad a la gente, pero claro que también podría convertirse en un éxito comercial", opinó el diseñador, consciente de que estos iconos pop a menudo ayudan a las ventas, especialmente cuando se trata de accesorios y sudaderas.

Más fácil de llevar es la colección de Alexis Mabille, bautizada como "Heat Wave" (ola de calor), aunque cargada también de color: naranja y amarillo combinados con blanco y algunos toques de azul.

Mabille quería transmitir "la idea de calor, sensualidad y 'sex appeal'", según declaró a Efe.

Para ello se valió de tops de seda y fulares alrededor del cuerpo, aunque también formas más estructuradas gracias al uso del algodón y el encaje estilo inglés.

"Me gusta mezclar un poco de noche durante el día para desacralizarlo", explicó Mabille, que combinó esos looks con deportivas acordonadas cargadas de pedrería, en una apuesta por combinaciones fáciles de llevar, ligeramente deportivas aunque muy sensuales. 

© EFE 2018. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Lujo - OtroDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER