El aire deportivo se adueña de la Semana de la Moda masculina de Milán

La Semana de la Moda masculina de Milán ha presentado, a lo largo de sus cuatro días, un hombre, ante todo guapo, joven y deportivo. Algunas casas han colado en sus desfiles algún que otro elegante quincuagenario de pelo blanco, como ha sido el caso de Dolce & Gabbana o Billionaire. La tendencia fuerte de esta Semana masculina de la primavera-verano 2019 ha sido el deporte.


El giro deportista de Ermenegildo Zegna - © PixelFormula

“Es una tendencia que aún permanecerá unos años. El deporte y el streetwear no están aún listos para salir de la cabeza de la gente, sobre todo de los jóvenes. Es también lo que nos permite aumentar la cifra de ventas actualmente”, ha afirmado a FashionNetwork.com un distribuidor italiano.

En este sentido, Ermenegildo Zegna es la firma que mejor encarna este giro, con una auténtica evolución estética bajo la dirección de Alessandro Sartori, que ha convertido en “cool” al emblema tradicional del prêt-à-porter de lujo italiano. El creador ha suprimido el traje de su armario, mezclando géneros, motivos y prendas al mismo tiempo que mantiene el refinamiento y elegancia que caracterizan a la casa.

Con todo y con esto, el traje ha hecho alguna breve aparición aquí y allá en Milán, aunque en todas ellas, desconectado de su naturaleza de traje y en piezas separadas. En esta línea, Versace conjunta la chaqueta de banquero con unos jeans o a la inversa, el pantalón de traje con una chaqueta vaquera; mientras Prada coloca juntos chaqueta y pantalón de diferentes colores. Y, en todos los casos, desvinculado de toda la seriedad que tradicionalmente lleva asociado, con tops de flores, cuello vuelto o transformado en pantalón bombacho en Sunnei; o con llamativos colores o en forma de patchworks en Dolce & Gabbana.


El surfista de M1992 - © PixelFormula

Es el deporte en sí el que se impone, más allá de las omnipresentes deportivas, se transforma radicalmente el vestuario masculino al completo. Orientado desde las últimas temporadas hacia un estilo más relajado y casual, ahora el acento se pone, claramente, en las piezas deportivas.

Empezando por el chándal, que se corona como el nuevo traje masculino, desaparecen las chaquetas y pantalones en jersey y nailon  bicolores de bandas laterales. El chándal aparece en todos los colores, modelos y materiales y Dsquared2 se atreve a proponerlo hasta en cuero.

El deporte se refleja a través de colores vivos y flúor, así como en los materiales de confección: nailon y poliéster ultraligeros, seda de efecto tela de paracaídas, neopreno, etc. Pero, sobre todo, se refleja en las formas de las prendas, inspiradas directamente en el mundo del deporte: como la combinación de surf en M1992, el nadador con albornoz y gorro de Marni, el árbitro de fútbol de Represent o los tenistas de Plein Sport.


Un short bajo un impermeable en Neil Barrett - © PixelFormula

El short va también viento en popa, tanto en formato ciclista como de running o, un poco más largo, de futbolista. Miuccia Prada adapta al estilo un modelo, en talla micro, a modo de traje de baño de los setenta. En resumen, el short se apodera de las colecciones y se lleva, a menudo, superpuesto.

Esta Fashion Week milanesa, con un cartel más corto, ha recibido cada vez más desfiles mixtos, así como desfiles de pre colecciones femeninas (Alberta Ferretti, Aalto et la présentation de Stella McCartney). Los compradores no se quejan y prefieren asistir a las presentaciones a los desfiles, en las que pierden menos tiempo.

Esta semana de la moda permanecerá en la memoria, sobre todo, por dos desfiles organizados en dos espectaculares y emblemáticos escenarios de la arquitectura moderna de Milán. El desfile de Ermenegildo Zegna en la sede de Mondadori, en el suntuoso edificio diseñado por el brasileño Oscar Niemeyer; y el show de Sunnei, en el último piso del rascacielos Pirelli, construído por Gio Ponti.
 

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDeporteLujo - Prêt-à-porterLujo - OtroColección