Dolce & Gabbana pone un toque religioso a su nueva colección

No hay duda de que el dorado y el plateado están de moda; o de que la religión es el nuevo opio de los fashionistas. Al menos así lo afirma Dolce & Gabbana esta temporada.


Ver desfile
Dolce & Gabbana - Fall-Winter2018 - Womenswear - Milan - © PixelFormula
 
Bajo el nombre Fashion Devotion, el dúo presentó el domingo por la tarde una colección llena de prendas religiosas que recordaban a santos, obispos y monjas. Grandes creaciones doradas fueron las protagonistas de un desfile que arrancó con media docena de drones que llevaban las nuevas carteras y bolsos Devotion.

La primera modelo, a modo de monja traviesa, desfiló en blanco y negro, con una mantilla de encaje y un top con la leyenda: Fashion Sinner D&G. La siguió una modelo con una parka de esquí digna de un cardenal Borghese, un traje de snowboard con lentejuelas y cupidos de plata o santos medievales en mosaicos dignos de Ravenna, y una impactante modelo vestida para un après-ski con un sombrero ceremonial papal de tres niveles. Varias de las modelos desfilaron con coronas papales doradas convertidas en bolsos, y una lo hizo con una hermosa chaqueta de piel de oveja con la palabra 'Amore' en el cuello y estampados de ángeles alzando corazones.

Raras han sido las veces que se han mezclado con tanto éxito lo espiritual y lo seductor. Domenico y Stefano se divirtieron también con los accesorios, como un conjunto de extravagantes tacones, vidrieras y estatuas en miniatura de los dos diseñadores. Uno de los bolsos incluso parecía un órgano de iglesia de estio rococó.

El desfile, inicialmente programado para las 2 de la tarde, se extendió hasta tarde. Tras una hora de cantos gregorianos, los fotógrafos comenzaron a pitar para que comenzara el desfile. A las 2:40 Anna Wintour se levantó de su asiento y, acompañada por un acomodador, permaneció de pie junto a la puerta mirando el reloj. Después de otros cinco minutos, el desfile comenzó.

La noche anterior, en un espectáculo épico en Martini, el bar-restaurante-boutique privada-casa de Alta Costura del dúo más enérgico de Milán, Dolce & Gabbana, el material estrella había sido la plata y no el oro. Plata y diamantes, para ser más exactos. De hecho, el nombre de su desenfrenado espectáculo del sábado fue 'Secrets & Diamonds', en el que editores, compradores, clientes y fanáticos se sentaron en sillas de cafetería, bebiendo martinis mientras las modelos desfilaban.

El del sábado fue un evento completamente furtivo, fuera del calendario, con un estilo bien refinado y muy hollywoodiense, por modelos de clase alta, como Eleonore von Habsburg, Emma Weymouth, Sabrina Percy y Gabriella Beardsworth, una de las nuevas It Girls 2017 de la revista Tatler. Lady Kitty Spencer, la sobrina de la princesa Diana, irradiaba elegancia con un vestido estampado de chifón azul claro con diminutos cupidos.

El público aplaudió cada diseño del último desfile "Secret" de Dolce, apoyado por una banda sonora perfectamente elegida: Marilyn Monroe suspirando 'Diamonds are a girl’s best friend', 'Diamonds', de Rihanna y la canción del film Cabaret, 'Money makes the world go round'.

No son exactamente las intenciones más espirituales, pero es un gran resumen de cómo Dolce & Gabbana siempre logra estar en misa y repicando, literal y figurativamente.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterLujo - Prêt-à-porterDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER