Con el impulso de nuevos inversores, Dries Van Noten presenta un soleado desfile junto a Verner Panton

Rara vez hemos visto un diseñador más animado al hacer la venia que Dries Van Noten al final de su más reciente desfile de la noche del jueves, el primero desde que finalizó un acuerdo para vender una participación mayoritaria de su marca a la compañía española Puig.


Ver desfile
Dries Van Noten - Spring-Summer2019 - Menswear - Paris - © PixelFormula
 
"No podría estar más feliz, pero no esperéis que me vaya. Planeo estar aquí por mucho tiempo. Y será genial contar con un poco de ayuda", ha dicho Van Noten, después de presentar una divertida colección cuyo hilo conductor fue la colaboración con el gran diseñador gráfico y de muebles danés Verner Panton, una legendaria estrella del diseño de los años 60.

"Queríamos optimismo, y hay pocas eras más optimistas que los años 60", afirmó riendo Dries detrás del escenario, después de un espectáculo organizado en una universidad de ingeniería en desuso. Un lugar ideal para Van Noten, quien tiene una debilidad por las ubicaciones de aspecto descuidado.

El resultado fue una buena colección, aunque no épica. Los patrones psicodélicos circulares, diseños cúbicos y formas cilíndricas y onduladas de Panton se vieron en la mayoría de los conjuntos: parkas de nylon ultradelgado; elegantes pijamas de seda; gruesos pantalones de algodón tipo cargo; grandes gabardinas y enormes blusas. La influencia de Panton en la moda ha existido durante décadas, aunque esta fue una colaboración pura en la que la familia concedió un inusual permiso para adaptar los colores de la leyenda danesa. Bolsos de cartero con los mismos tonos completaron los conjuntos en la pasarela, junto con unas grandes y desgarbadas zapatillas de deporte que serán todo un éxito.

"¿Por qué hemos adquirido Dries? Porque queremos reunir más marcas. Y porque tiene una mente especialmente creativa. Además, es un muy buen comerciante. Si consideramos que construyó un importante negocio desde cero, sin respaldo financiero, es realmente muy impresionante", declaró Marc Puig, presidente de Puig. Su cartera de marcas incluye a Carolina Herrera, Jean-Paul Gaultier, Nina Ricci y Paco Rabanne.

Puig no quiso revelar ninguna cifra precisa para la adquisición de la casa Van Noten, que se cree que tiene ingresos anuales de unos 80 millones de euros.

El año pasado, la empresa propiedad de la familia Puig logró un crecimiento del 9% en los ingresos anuales, superando los 1900 millones de euros. El beneficio neto fue de 225 millones de euros. No es de extrañar que puedan darse el lujo de invertir en Dries.

"Acabamos de llegar, así que realmente no podemos decir qué haremos exactamente. Estamos aquí para apoyar a Dries y creemos que es una marca con un enorme potencial", ha añadido Puig.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterLujo - Prêt-à-porterLujo - OtroDesfiles